Encabezado de página

Inspiración poética y conocimiento en el Ion platónico

Ana Carolina Delgado
Idioma: es

Resumen

El planteamiento con el que se aborda la cuestión de la interpretación literaria responde en Ion no a un interés estético relativo a la adecuada producción y recepción de la poesía, sino, más bien, a un interés de corte estrictamente epistemológico. En efecto, la pregunta que atraviesa el análisis de este diálogo apunta a examinar las condiciones que habría de involucrar toda práctica discursiva, como la de interpretar una obra poética, para llevar a cabo adecuadamente su objetivo. El modelo al que se recurre para analizar la práctica de la interpretación poética es el de la technê, esto es, el de un saber especializado que rige la producción de una determinada obra. De este tipo de saber se destacan en el diálogo dos de sus características fundamentales, a saber, la de abordar un dominio unitario de objetos y la constituirse a sí misma a partir de un objeto específico. En este marco temático, se observa que, contra lo que suele suponerse, el motivo de la inspiración divina no es introducido por Platón para referirse a la posibilidad de que en el origen de la poesía se encuentre un fenómeno de carácter sapiencial superior. El de la inspiración es, más bien, un tópico que viene a expresar exactamente la misma conclusión a la que se arriba en los dos momentos refutatorios del diálogo, a saber, la carencia de conocimiento por parte del rapsoda Ión, y de todo aquél que lleve a cabo su oficio al modo en que Ión lo hace. Los términos en que se expresa la conclusión en el discurso socrático es elogioso y, por tanto, más aceptable, pero el contenido de la conclusión es la misma.

La tesis fuerte de Platón en este diálogo defiende que un saber efectivamente conducente a la adecuada interpretación de un discurso incluye necesariamente un pasaje previo por el conocimiento del correlato externo al que el discurso se refiere. Dicho de otro modo, la hermenéutica trabaja como conocimiento si y sólo si se emplaza en una específica relación de dependencia respecto del conocimiento de los asuntos de que se trata en los discursos; conocimiento que, a su vez, compete a los saberes especializados en esos determinados asuntos. De lo contrario la hermenéutica no dejaría de ser sino una mera práctica librada a error que, en el mejor de los casos, podría proceder de una mera afición y obtener exitosos resultados sólo de manera más o menos casual. En este sentido, las discursivas son siempre técnicas subsidiarias de las ciencias que se ocupan de los temas tratados en los distintos discursos del caso.

Palabras clave

Hermenéutica; conocimiento; discurso; inspiración; poesía


DOI: http://dx.doi.org/10.30972/nvt.0143715

Enlaces refback