Encabezado de página

Angiogénesis en la placenta de los animales domésticos

C. R. Espinosa
Idioma: es

Resumen

La placenta de los mamíferos es el órgano mediante el cual los gases respirato­rios, nutrientes y desechos se intercambian entre los sistemas maternos y fetales. Por lo tanto, el intercambio transplacentario incluye todas las demandas metabólicas de crecimiento y desarrollo fetal. El desarrollo y la función normal de la placenta son fundamentales para lograr un embarazo exitoso, debido a que el crecimiento fetal normal depende directamente de la transferencia de nutrientes de la madre al feto a través de este órgano. La inhibición de la angiogénesis en el desarrollo de la placenta disminuye su capacidad operativa, lo que lleva finalmente a la restricción del crecimiento fetal. Estudios recientes han demostrado que en las primeras etapas de desarrollo de la placenta, el citotrofoblasto desencadena la vascu­logénesis y la angiogénesis; conforme avanza la gestación las células de Hofbauer asumen la tarea de activar el desarrollo de los vasos sanguíneos. Algunos factores de crecimiento importantes en este escenario son el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) y sus receptores Tie-1 y Tie-2, así como el factor de crecimiento fibroblástico 2 (FGF-2). Esta revisión se centra en las diferentes etapas de desarrollo durante la placentación en los seres humanos y otros primates, y la posible implicación de factores de crecimiento angiogénico VEGF y angiopoyetina (Ang) en estos procesos, destacando la importancia de las acciones específicas del par de receptores ligando angiogénicos. Elucidar los mecanismos que con­trolan la placentación normal es importante para la comprensión de la fisiopatología de las condiciones asociadas con el deterioro del desarrollo vascular durante la placentación, como el retraso del crecimiento intrauterino. 

Palabras clave

angiogénesis; VEGF; placenta; FGF-2; angiopoyetinas.


DOI: http://dx.doi.org/10.30972/vet.2221840