Encabezado de página

Distribución y patología causada por Bothriocephalus acheilognathi, Yamaguti 1934 (Cestoda: Bothriocephalidae). Revisión bibliográfica

F. Ahmad, K. M. Fazili, O. M. Sofi, B. A. Sheikh, T. A. Sofi
Idioma: es

Resumen

La tenia asiática o tenia asiática de pez, Bothriocephalus acheilognathi, es oriunda de Asia Oriental y en las últimas décadas se ha extendido ampliamente a lo largo del mundo por diversas actividades humanas desarrolladas en todos los continentes. Ejemplos de tales actividades son los traslados de peces para satisfacer demandas de la piscicultura, el comercio de los ejemplares, la disputa por áreas acuáticas, el control de los mosquitos y más recientemente la pesca de peces. Además, las aves que se alimentan de peces infectados, pueden transportar huevos del cestode y diseminarlos a través de la defecación. Estimativamente, B. acheilognathi se ha reportado en unas 200 especies de peces de agua dulce, y este amplio rango de hospedadores colaboró en su establecimiento, aunque el parásito es principalmente reportado en las carpas salvajes y cultivadas. Ello constituye un problema para la acuacultura y se sospecha que afecta adversamente y pone en peligro a las especies silvestres. Es considerado como un patógeno de importancia regional (PRI) por el Servicio de Peces y Vida Silvestre de los Estados Unidos (US Fish and Wildlife Service, 2015). El principal vector de su propagación parece ser la introducción de su huésped natural, la carpa asiática Ctenopharyngodon idella, para su uso en acuacultura o para el control de vegetación acuática. En la actualidad, el principal vehículo de expansión de este parásito es la carpa común (koi carp, pez mosquito), aunque probablemente también intervengan otros peces. La tenia asiática es patógena para los peces de agua dulce, especialmente carpas jóvenes y alevines, pudiendo causar gran pérdida económica en los criaderos y granjas de peces. Tiene habilidad para colonizar nuevas regiones y adaptarse a un amplio espectro de peces hospederos. Ella representa uno de los ejemplos más impresionantes y deplorables de un parásito ampliamente diseminado por el hombre, asistido por movimientos de peces. El grado de diseminación y éxito de la colonización fue favorecido por la distribución cosmopolita de los huéspedes intermediario y definitivo

Palabras clave

Tenia asiática Bothriocephalus acheilognathi; patogenicidad; pez carpa; diseminación; pérdidas económicas


DOI: http://dx.doi.org/10.30972/vet.2923283