Encabezado de página

El gobernador Lagraña decidido obrero del mitrismo

Juan Martín Alvarado
Idioma: es

Resumen

La provincia de Corrientes adhirió de manera “espontánea” al liberalismo porteño que se impuso en todo el país luego de la batalla de Pavón. La combinación de elites urbanas y comandantes militares de la campaña provincial permitió conducir este proyecto político prácticamente sin sobresaltos hasta la guerra de la Triple Alianza. Su programa era el de la “invención del progreso” que convertía a la economía en el motor de la historia. El capital y la mano de obra extranjeros volverían productivos nuestros “desiertos”. Corrientes estaba muy lejos de ver realizada estas aspiraciones, sin embargo Manuel Ignacio Lagraña que condujo los destinos provinciales entre 1862 y 1865 puso la exigua administración provincial al servicio de la promesa del “adelanto material”. El credo liberal se difundió desde las páginas de “El Progreso”, diario oficialista, y fue articulado con la realidad por la tarea ímproba de preceptores, jueces de paz y concejales que procuraron llegar al pueblo llano. Esta segunda tarea fue más difícil y sus resultados menos alentadores. Este trabajo procura describir este proceso.

 

Palabras clave

Corrientes; mitrismo


DOI: http://dx.doi.org/10.30972/fhn.0183416