Encabezado de página

Focos de criptas displásicas inducidas con 1,2–dimetilhidrazina en intestino grueso de ratas tratadas con molibdeno y tungsteno

M. A. Montenegro, M. Sánchez Negrette, W. J. Lértora, M. S. Catuogno
Idioma: es

Resumen

Con el propósito de investigar frecuencia, desarrollo y localización de focos de criptas displásicas (FCD) inducidos por el cancerígeno 1,2–dimetilhidrazina (DMH) en intestino grueso de ratas tratadas con molibdeno y tungsteno, fueron utilizados 120 machos de la cepa Wistar, de 3 meses de edad, mantenidos con dieta balanceada ad–libitum y agua desmineralizada. Molibdeno (Mo) y tungsteno (W) fueron administrados en el agua de bebida a la concentración de 200 ppm. Los FCD fueron inducidos mediante inyección subcutánea semanal de DMH durante 16 semanas, a la dosis de 20 mg/kg de peso corporal. El Mo, en forma de molibdato de amonio [(NH4)6) Mo7) O24) 4H2)O] y el W, en forma de tungstenato de sodio (Na2) WO4)), fueron administrados en el agua de bebida a partir de los dos meses previos a la iniciación del tratamiento con DMH y continuaron suministrándose durante 4 meses más, hasta la última dosis de DMH. Todos los animales fueron sacrificados 3 meses después de concluido el tratamiento con DMH. Cortes histológicos de cada uno de los segmentos del intestino grueso fueron examinados a fin de detectar, localizar y caracterizar a los FCD, como así también determinar su relación con los nódulos linfoides asociados al intestino. En el grupo con molibdenosis se observó una significativa disminución del número de FCD (n=27), comparado con el grupo tratado únicamente con DMH (n=49) y el grupo tratado con tungsteno (n=35). Estos datos refuerzan la teoría que diversos componentes de la dieta pueden jugar un importante rol en la causa y prevención del cáncer de colon, tanto en seres humanos como en animales de laboratorio.

Palabras clave

criptas displásicas; dimetilhidrazina; molibdeno; tungsteno; ratas.